OIGO UN RUMOR

Oigo un rumor, un ruido,
y salgo;
sólo era el viento,
vuelvo a la lumbre y a las letras.

Oigo un rumor todavía mayor
un ruido estremecedor,
y entro
para ver que era el aliento,
arremolinado
en un vendaval de emociones
que despierta el poema
en mis adentros.


book-1421097_1280

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s