MARCO DE FOTOS

Como el árbol, sigues en pie,
por la inercia del orgullo
de tus genes.

Como el árbol, tienes ramas
como cuatro brazos que se agarran
en el rectángulo,
en el oráculo,
que adivina un pasado
que nunca ha de regresar.

Como el árbol, eres madera,
tocada por la magia
y hecha espejo,
lago de las noches solitarias
donde surge nítido el reflejo
de los que ya no volverán.


picture-2281202_1280

Anuncios

OIGO UN RUMOR

Oigo un rumor, un ruido,
y salgo;
sólo era el viento,
vuelvo a la lumbre y a las letras.

Oigo un rumor todavía mayor
un ruido estremecedor,
y entro
para ver que era el aliento,
arremolinado
en un vendaval de emociones
que despierta el poema
en mis adentros.


book-1421097_1280

NOCHE MUSTIA Y SOLITARIA

Cuando la plena luna más calienta,
por mi cabeza pasa siempre un hombre
vestido con mi traje y con mi nombre.
Se dirige al balcón, donde se sienta,
y contempla el silencio que lo envuelve.
En la extraña estación resbaladiza,
se fuma la ciudad, triste y ceniza,
y nunca coge el tren que nunca vuelve.

night-2090192_1280

LOS REFUGIABLES

Hay niños con ojos de escarpelo
-como de acero azulado-
y hay hombres con manos de escofina
-como de lija azabache-
que escarpan
sueños
en el horizonte
-sin saber que solo son
comida para peces-.

tanga-102577_960_720